Skip to main content
Empleado vs Emprendedor

Emprendedor – Empleado ¿Cual es la diferencia?

Mucho se ha hablado sobre esta pregunta, y la mayorías de las respuestas apuntan a algo más o menos así.

El emprendedor es una persona activa, positiva, con visión, su único anhelo es ser independiente e ir por sus sueños, etc, etc.

Del empleado se dice que es una persona que dedica años de su vida para capacitarse, para luego dedicar el resto trabajando para los sueños de otro a cambio de una remuneración, etc, etc.

Depende de quien hable, si es un emprendedor, será capaz de mostrar los aspectos más positivos de su postura, y por el contrario si es un empleado, será capaz de explicar las 1001 razones favorables que implica tener un empleo.

Hoy como emprendedor me sucede lo mismo, normalmente encuentro muchas desventajas al empleo, pero debo reconocer que no siempre fue así, ya que he sido empleado varios años, y supe gozar de esos privilegios que esgrimen los fans de esta modalidad de vida.

Charlando con otras personas que vivieron algo similar, llegamos a la conclusión, que durante un tiempo el empleo nos transmitió una sensación agradable, la tan buscada “seguridad laboral”, eso de recibir un sueldo a fin de mes, poder enfermar y que te paguen los días justificados, vacaciones pagas, etc.
No obstante, todos coincidimos que tarde o temprano, comenzamos a sentir una picazón, un fuego que te quema y no te deja estar quieto, y que lamentablemente provoca descontento con el puesto, derivando en la imperiosa necesidad de un cambio y volver al ruedo, a sentir la adrenalina de arriesgar esa seguridad y salir de la zona de confort, en busca de algo más, cueste lo que cueste.

De todo esto quise poner unas pocas líneas, lo que para mí marca la diferencia entre las personas que pueden continuar en un empleo y las que no.
Todas resumen en que el empleado “puede esperar” y el emprendedor “no puede esperar”, aquí están algunas de ellas.

El empleado:

– Espera formarse lo mejor posible para conseguir un buen empleo.
– Espera conseguir un empleo para tener un ingreso.
– Espera que su jefe le otorgue un aumento por su buen desempeño.
– Espera que se produzca una vacante para recibir un ascenso.
– Espera que lo acepten en un nuevo empleo con un mejor ingreso si las dos anteriores fallaron.
– Espera el viernes para descansar dos días.
– Espera el feriado parar tomar un día extra de descanso.
– Espera once meses para tomar vacaciones.
– Espera que lo autoricen para poder asistir a una fiesta del colegio de sus hijos.
– Espera que le den un día por examen para poder estudiar.
– Espera que no lo despidan.
– Espera que su empresa no quiebre.
– Espera que el dueño de la empresa sea emprendedor.
– Espera toda la vida para poder jubilarse.

El emprendedor:

– No espera a formarse, mientras se forma necesita ingresos.
– No espera un empleo, sale todos los días en busca de nuevas oportunidades.
– Si necesita ganar más dinero, invierte, mejora, optimiza y trabaja más.
– Si su negocio no le rinde lo suficiente, lo agranda o busca otro.
– Sabe cuando puede descansar, y lo decide el mismo.
– Si su negocio fracasa. aprende y ya está pensando en otro.
– No necesita permiso para tomar tiempo libre, sea poco o mucho, prefiere poder elegirlo.
– Planifica su retiro construyendo ingreso residual.
– Como ama lo que hace, es probable que se mantenga activo toda la vida.

Finalmente diga lo que se diga, los empleados y los emprendedores seguirán defendiendo cada uno su postura, y siempre será una cuestión de gusto y elección personal.